Si yo fuese

I
Si yo fuese luz, iluminaría
Hasta el último de los rincones
Aun los más oscuros de tu cuerpo
De tu Alma, de tu Ser, de toditos tus adentros
Calentaría todo lo tuyo, con la tibieza del Sonido del silencio

II
Si yo fuese brisa, me colaría
Por el más mínimo resquicio
Que me dejases abierto y
Refrescaría tanto tus ardores como los míos
Esos ardores que nos son tan nuestros

III
Tú, en las noches
En un delirio trémulo conviertes mi lecho y
La sabana, cual luna inmaculada
Recoge la humedad de nuestros cuerpos
La humedad viva de nuestros adentros

IV
Envolverte en mis brazos quisiera
Si es que ya envuelta no te tengo y
Sofocar todos tus ardores
En un solo gran ardor tan tuyo y tan mío, tan nuestro

V
No muera jamás la esperanza
De con mi fuego fundir tu corazón de cera y
Derretido ya, verterlo en el molde de mi Alma
Para que así tú y yo seamos uno
Como uno ES el Creador Nuestro



(A "Zafiro297")
(Para que Aflore y Florezca el poco Espíritu que hay en la materia)

Jesús A Peñaranda Chadid
Playa Parguito, 4/7/2005
Isla de Margarita, VENEZUELA