El agua que...

I
Dulce Néctar que desciendes
Permeando toda conciencia
Sobre las ciencias trasciendes
Permeando la dura roca y
Cuando al intelecto tocas
En guirnalda lo conviertes
Pues en el cuello del Santo
Es adorno y ya no roca

II
Dulce Néctar que desciendes
Naam puro que
Tiñendo todo lo que tocas
Cual Piedra filosofal
Vas convirtiendo en Oro
El muy muy pesado plomo

III
Dulce Néctar que taladras
Horadando como el agua
Suave y muy dulce-mente
Las rudezas de la mente
La pules cual un espejo
Para reflejarte tú
En lo Interno de este templo
Que es el cuerpo del Hombre y
Que sin ladrillo y argamasa
Has construido perfecto
Pero que Santo lo haces
Cuando tú mismo te encarnas
En lo recóndito de adentro
Esparciendo, desde allí
La Luz que todo realza
La flama que enciende el fuego
Entre la paja reseca
Fertilizando los campos
Para que florezca el Alma


Jesús A Peñaranda Chadid
Playa Parguito, 28/10/2012

(A mi Hermano en ÉL, T. G., como muestra de Gran Cariño, Afecto y Respeto)